Alivios migratorios desatarán batalla entre Obama y los republicanos

Alivios migratorios desatarán batalla entre Obama y los republicanos
Republicanos amenazan con frenar la confirmación de
nombramientos y retener fondos para las medidas.

November 20, 2014
By: María Peña

Washington — A falta de una reforma migratoria, el presidente Barack Obama anunciará esta tarde una serie de órdenes ejecutivas para proteger a millones de indocumentados, consciente de que desatará una feroz batalla política con los republicanos en el Congreso.

Presionado por una comunidad inmigrante que le exige cumplir una vieja promesa de 2008, Obama llega a este momento coyuntural de su presidencia porque la Cámara de Representantes se negó a votar la reforma migratoria que aprobó el Senado en junio de 2013.

“Tanto el presidente como los republicanos del Congreso han trazado sus límites sobre  las órdenes ejecutivas, y los republicanos creen que con este anuncio el mandatario se está pasando de la raya.  Hay una posibilidad muy real de que esta pugna domine todo el proceso legislativo el próximo año”,  advirtió Marc Rosenblum, subdirector de programas de Inmigración del Instituto de Política Migratoria (MPI).

Los republicanos, opuestos a una “amnistía”, alzaron las espadas desde antes de recuperar el control del Senado en los comicios pasados.

Antes del receso de agosto se negaron a votar los $3,700 millones que Obama pidió para responder a la crisis humanitaria en la frontera sur, pero aprobaron entablar una demanda en su contra por presunto abuso de poder.

Algunos, como el legislador republicano por Iowa, Steve King, han sugerido iniciar un “juicio político” contra Obama.

El senador republicano de Texas, Ted Cruz ha dicho que si Obama pone en marcha sus medidas unilaterales, los republicanos del Senado deberán frenar la confirmación de nombramientos y retener fondos para las medidas.

En el pasado, esfuerzos para un “juicio político” o un cierre parcial del gobierno solo ha perjudicado al partido de oposición.

Ante la tormenta política que se avecina, Héctor Barreto, presidente de la Coalición Latina y exdirector de la Administración para la Pequeña Empresa (SBA) durante la presidencia de George W. Bush, subrayó que las órdenes ejecutivas “no corregirán nuestro maltrecho sistema de inmigración.

“Eso solo puede suceder a través de una legislación y yo insto a los republicanos y demócratas a que pongan de lado sus diferencias y trabajen juntos para empezar este proceso ya”, dijo.

Con el rótulo de “deportador en jefe” a cuestas, Obama sabe que está en juego su legado con los hispanos, y por eso desafía las amenazas republicanas.

 

Cited: La Opinion

Top